Top

Cómo ser productivo cuando trabajas en casa – Trucos para conseguirlo

Como ser productivo cuando trabajas como emprendedor online desde casa

Cómo ser productivo cuando trabajas en casa – Trucos para conseguirlo

Si trabajas por tu cuenta como emprendedora online seguramente lo hagas desde casa. O quizá por qué no en un coworking, una cafetería o incluso desde el tren o en la biblioteca.
Sea como sea seguro que te identificas con las siguientes 14 emprendedoras que te quiero presentar esta semana.

Todas ellas tienen un trabajo creativo que desempeñan solas y tienen en común los miedos, angustias y las ideas & venidas de motivación y foco que tanto tú como yo hemos sentido más de una vez, ¿A qué si?

Sin más te dejo que las conozcas y exprimas sus respuestas a la mini entrevista que les hice hace unos días sobre emprendimiento, productividad, trabajo en casa y motivación.
Carmen M Rodrigo

Carmen M. Rodrigo

 Diseñadora web para emprendedores que quieren vivir de su pasión.

Alina Nita Comunicación al Dente

Alina Nita

Periodista especializada en marketing gastronómico. Ayuda a comunicar con creatividad y entusiasmo a los negocios hosteleros más foodies.

Estudio Avellana

Estudio Avellana

Sari se dedica a la eficiencia “confetti” para creativas. En su blog descubrirás cómo organizar con mimo (y mucha eficiencia) cada proyecto profesional o personal.

Team Wayka

Team Wayka

Nore & Maria diseñan estrategias creativas y rentables para redes sociales que atraen clientes y transforman negocios. Marketing de contenidos para pymes, emprendedores y dueños de negocios.

Tu Ruta Emprendedora

Tu Ruta Emprendedora

Conchi Sanjerónimo, coach, redactora web y apasionada de las historias con alma.

Yolanda Cambra

Yolanda Cambra

Coach personal y nutricional especializada en trastornos de alimentación. Se dedica a ayudar a otras personas a cambiar su vida y acompañarles en la superación de sus trastornos de alimentación.

Healthy Freedom

Healthy Freedom

Laura ha creado un espacio para mujeres emprendedoras que no renuncian a una vida plena y saludable.

Blanco Legal

Blanco Legal

Soluciones legales y organizativas para que tu negocio crezca en el mundo real.

Lunes Design

Lunes Design

Noémie, diseñadora gráfica. Desde Lunes Design ayuda a los emprendedores apasionados de su proyecto profesional a construir marcas con una personalidad única.

Pilar Santiesteban

Pilar Santisteban

Copywriter web y consultora de marketing online. Trabaja creando textos de alto impacto para empresas que quieren vender más y mejor gracias al poder de las palabras.

Miriam Tirado

Míriam Tirado

Periodista especializada en maternidad, paternidad y crianza. Acompaña a mujeres y hombres en el camino de ser madres y padres, y divulgar lo importante que es la etapa de 0-6 años.

Irene Rodrigo

Irene Rodrigo

Copywriter, videowriter y experta en comunicación integral. Te ayuda a dar voz a tu negocio y atraer a tus clientes ideales gracias a un marketing de contenidos eficaz basado en el copywriting y el videowriting.

LauMedia

Laumedia

Lara ayuda a mejorar la visibilidad de tu negocio y conectar con tus clientes gracias a las estrategias de Marketing Online.

Soy Emoworker

Soy Emoworker

Atelier de slow marketing para marcas que quieren conseguir relaciones duraderas con sus clientes.

¿Dónde tienes ubicada tu oficina?

Ahora mismo, tengo mi propio despacho en mi casa. Una habitación destinada a trabajar, concentrarse y donde me siento a gusto. Aunque, creo que, desde que trabajo por mi cuenta, he pasado por todos los rincones de las casas donde he vivido. (Conchi de Tu Ruta Emprendedora)

Me siento en el salón, cerca de la ventana y siempre acompañada de alguna planta que me purifique más el aire. Pero a veces, cuando me encuentro sola, voy recorriendo las bibliotecas de Barcelona y busco un sitio tranquilo. Además estoy rodeada de libros, revistas y un montón de recursos que pueda ir ojeando mientras trabajo. (Alina Nita)

La verdad que oficina no tenemos, nuestro lugar de trabajo es cualquier sitio en cual dispongamos de una excelente conexión a internet, nuestros portátiles, tablets y smartphones, que son nuestras herramientas de trabajo. Siempre tratamos de buscar espacios idóneos para explotar al máximo la creatividad. (Nore & Mario de Team Wayka)

Mi oficina está en casa: me habilité un despacho desde dónde hago todo lo online cuando necesito silencio. Pero, como tengo 2 hijas, a veces lo que hago es trasladar el ordenador al comedor y trabajar desde allí donde me es más cómodo, a ratos. (Míriam Tirado)

Mi despachito está en casa, tenemos varias habitaciones y somos poquitos, así que tengo la suerte de tener una habitación solo para “avellanear”. Estoy deseando darle un nuevo toque de decoración, si por mi fuera me tiraría las horas viendo despachos bonitos en Pinterest. (Sari de Estudio Avellana)

Normalmente en casa (quien dice en casa, dice en la casa de algún familiar, ya sea aquí en Madrid o en otra ciudad) aunque me gusta ir de vez en cuando a un co-working para cambiar de ambiente y conectar con otros emprendedores.  (Laura de Healthy Freedom)

Comparto mi tiempo en dos espacios totalmente diferenciados, aunque todo se mezcla, la mitad de la jornada la desarrollo en un local físico donde tengo mi despacho y donde trabaja mi equipo, con acceso directo a la calle, y donde puedes visitarme siempre que quieras, de 9 a 17 horas. Y el resto de mi jornada la desarrollo en casa, aquí es donde dedico mi tiempo a desarrollar contenido, a planificar, a escribir y a todo lo que tiene que ver con la organización de blanco legal. (Raquel de Blanco Legal)

He establecido mi campamento base en casa. Desde hace unos meses le he dado una segunda vida a una bonita habitación del ático que hasta ahora había hecho las veces de cuarto de invitados y de biblioteca. Después de algunas reformas el resultado ha sido un luminoso despacho que refleja a la perfección mi filosofía de vida, y me aporta la libertad y la inspiración que necesito para trabajar. (Pilar Santiesteban)

La historia tiene su gracia. Trabajo en casa desde hace casi dos años. Estoy tan acostumbrada a tener la oficina en mi propia casa que, aunque ahora tengo derecho a una plaza de coworking gracias a un proyecto en el que estoy implicada, ¡apenas voy a trabajar allí! Y eso que está al lado de mi casa. (Irene de Te Comunicas)

Por suerte, tengo un despacho en casa que únicamente utilizo para trabajar. Empecé hace ya 5 años en este mundo. Estuve un año trabajando en un coworking, cuando todavía nadie conocía esa palabra. Desde que existe Laumedia (2013) trabajo en casa. (Lara de Laumedia)

¿Cuáles son tus mejores trucos para ser productiva?

Me considero una obsesionada con el tiempo. Es el único recurso que no podemos recuperar y creo que debemos ser muy respetuosos con él.  En mi caso he estado mucho tiempo acostumbrada a trabajar en plan multitarea, lo que me hacía ser profundamente improductiva (e infeliz) aunque me engañase con la cantinela de que abarcar más tareas siempre es mejor. Lo cierto es que la multitarea también me estaba convirtiendo en una persona procrastinadora, y ahí fue cuando se me encendieron todas las alarmas y decidí dejar de malgastar mi tiempo de esa manera. El curso “Wake Up Productive” de Eben Pagan ha marcado un antes y un después en la manera de gestionar el tiempo en mi negocio y también el libro “Zen to done” de Leo Babauta. (Pilar Santiesteban)

¡Horarios y planificación! Imponerme horarios me ayuda a ser 100% productiva y concentrada cuando toca y a desconectar y disfrutar sin sentir culpa fuera de mi horario laboral. Aparte, tengo un planning con el estado de cada proyecto bien apuntado, para no perder tiempo en ubicarme cuando retomo una tarea. Ah, y siempre planifico con margen para los posibles retrasos e imprevistos. Sobretodo mi mejor truco de productividad es cuidarme muuuuchísimo, respetar los tiempos de pausa, desconectar por completo por la noche y el fin de semana. (Noémie de Lunes Design)

La clave para mí es seguir una rutina matutina. Me levanto muy temprano, sobre las 5:30; luego escribo un rato en mi diario; después medito; a continuación desayuno y, finalmente, voy al gimnasio. Al volver, me ducho y leo un rato sobre temáticas que me interesan y me mantienen en formación continua (marca personal, creatividad, comunicación, productividad…), y sólo después empiezo a trabajar.  También me ha ayudado mucho llevar un bullet journal en el que marco mis objetivos anuales, mensuales y semanales. También lo aprovecho para marcar niveles de prioridad en las tareas de cada día, de manera que siempre sé qué es lo que tengo que hacer sí o sí y qué se puede trasladar a otro día. (Irene de Te Comunicas)

Tener un lugar de trabajo que tan solo sea eso y que me ayude a ponerme en “modo trabajo”. Saber que una vez que se cierra la puerta del despacho se termina la jornada laboral y que cuando se abre es para trabajar de verdad. También me ayuda mucho tener una agenda en papel siempre a mano para que no se me escape nada: reuniones, mails pendientes, presupuestos que entregar… (Carmen M. Rodrigo)

Establecer bloques de tareas por horas según el proyecto + quitarte lo más importante o difícil en las dos primeras horas de la mañana + invertir en herramientas que te ahorren tiempo (dos pantallas de ordenador, plantillas de tareas rutinarias, programación en redes sociales etc.) (Sari de Estudio Avellana)

Pedir a los niños que no me molesten si no es algo urgente, poner el móvil en modo avión para no perder el flow, quedarme a escribir por la noche, en silencio, con una velita… Las semanas que mis hijos están con su padre, ¡me cunden el triple! (Yolanda Cambra)

Aunque parezca una tontería, lo primordial es estar relajada. Calmar la mente. Ya sea desayunando tranquilamente, un buen paseo con mi perro o haciendo meditación. A partir de ahí podrás organizar tu cabeza y tu agenda. Así que calmo el estrés y luego ya organizo mi agenda: primero organizo la semana en función de los proyectos, y luego cada día anoto las tareas específicas del día. Nada de listas largas y autodestructivas.  (Lara de Laumedia)

 

1) Madrugar: Es cuando más productiva soy. Me cunden más las horas y me concentro mejor.

2) Una cosa a la vez: cuando tengo el foco en una sola tarea, esa tarea se termina. Sino, me resultaría imposible acabar nada.

3) Desconectar: a las dos horas de trabajo dejo de ser productiva, si sigo trabajando tengo comprobado que acabo perdiendo el tiempo porque tardo el doble. Nada como una mente despejada. (Laura de Healthy Freedom)

Pues priorizar. Trabajando en casa y cuidando de 2 hijas, una de las cuales no va al cole todavía, es imprescindible priorizar y trabajar, sobre todo, cuando duermen. Mis horas TOP para trabajar son por la noche, ¡De 21h a 1h!  (Miriam Tirado)

¿Cómo mantienes el foco y la motivación con tu proyecto?

La realidad es que me cuesta mantenerlo, porque soy muy dada a la improvisación, pero como decía antes, trabajar por objetivos diarios en lugar de marcarme una jornada a cumplir es fundamental. Me permite ser flexible, conciliar y también reservar un espacio para la inspiración. (Amaya de Soy Emoworker)

 

Principalmente cierro todo lo que me pueda distraer. Redes sociales, pestañas, etc. Y le dedico a una tarea 20 minutos. Pasados esos 20 minutos, reviso para ver qué me queda por hacer y cuánto he adelantado. Y vuelvo a la carga. Y lo que me mantiene motivada es mi libertad para elegir mis horarios y qué hacer con mi vida. (Alina Nita)

Ay, es que es mi pasión y lo que da sentido a mi vida. Imposible perderlo. Son mis propios clientes, con su feedback y resultados, los que me activan sin parar. (Yolanda Cambra)

Para empezar, diría que tiene mucho que ver con hacer lo que te gusta. Porque eso es una motivación constante, que te ayuda a seguir hasta en los momentos más duros. Y es que yo, al menos, pienso: “¿Preferiría estar en cualquier otro sitio, haciendo cualquier otra cosa?”. Enseguida, me doy cuenta de la respuesta: “No.” Me ayuda mucho escucharme y seguir mis ritmos. Darme mis espacios para desconectar y aprovechar los momentos donde me encuentro con la energía por las nubes, para dar ese 200% que a veces se necesitan para ciertas tareas más creativas. (Conchi de Tu Ruta Emprendedora)

 

Sobre todo, relacionándome con otros emprendedores. Emprender, y sobre todo, emprender online es un camino bastante solitario. Trabajas muchas horas en casa sola, delante del ordenador y eso acaba encerrándote en una pequeña burbuja en la que los fracasos te dejan por los suelos y tampoco tienes con quien celebrar los éxitos. Por eso desde hace cosa de un año intento estar en contacto con otra gente en una situación similar a la mía y eso me ayuda mucho a mantener la motivación con mi proyecto. Quedar a tomar un café y hablar sobre nuestros respetivos proyectos, charla por Skype y compartir tus miedos y tus ilusiones… y ver que la otra persona de verdad te comprende y entiende lo que te pasa, te ayuda mucho a seguir adelante con tu propio negocio y a mirarlo desde una perspectiva más amplia.(Carmen M. Rodrigo)

Mi proyecto es una parte de mi vida, está totalmente vinculada a mi, comparto el mismo con mi familia, con la que trabajo, por lo que rodea todo lo que hago. El proyecto actual es una prolongación de mi proyecto anterior, ha evolucionado y está totalmente ligado a mi trabajo, por lo que intento mirar siempre hacia adelante y sobre todo, intento no ser demasiado dura conmigo misma cuando las cosas no salen cómo estaban planificadas. El resto es genético, la confianza ciega en el futuro se la debo a mi papá, no es mérito mío. (Raquel de Blanco Legal)

Creo que la mejor forma de hacerlo es a través del apoyo mutuo, planificación y visualización, lo que hacemos cada vez que el camino se torna hostil es visualizar el resultado y eso lo arregla todo. Pero el secreto, sin duda, es rodearte de personas que piensan y viven igual que tú, emprendedores que están en tu misma etapa y que trabajan día a día para sacar su proyecto adelante. (Nore & Mario de Team Wayka)

 

Es cierto que a veces se nos olvida la razón de nuestra actividad y nos lo tenemos que recordar a nosotras mismas. Yo tengo un corcho en el despachito con 5 post-its y 5 palabras que definen mi proyecto, las tengo siempre a la vista para no perder el foco. Por ejemplo, para mi es muy importante la honestidad, o el disfrutar cada día con lo que hago. Para motivarme cuando ando algo “bajilla” releo varias frases motivadoras que voy apuntando en mi agenda o veo un vídeo de esos que te hacen saltar del asiento. (Sari de Estudio Avellana)

Intento no dejarme llevar por el día a día y controlar el tiempo que dedico a lo urgente, para invertir más horas en lo importante. Lo importante siendo las cosas que me hacen feliz y que harán crecer mi negocio. Poder avanzar en estos proyectos es lo que mantiene ilusionada y motivada. (Noémie de Lunes Design)

¿Alguna vez has pensado en trabajar desde un coworking, en una biblioteca, en una cafetería o alquilar un despacho fuera de casa? ¿Qué tal fue la experiencia?

Sí, un montón de veces. Sobre todo volver, de vez en cuando, a un espacio de coworking. Mi experiencia, habiendo trabajado desde uno, es que es un lugar estupendo para lograr concentración y así poder cumplir fielmente los objetivos marcados. Por eso lo reservo para momentos concretos y muy puntuales. Siempre destaco de mi condición como emprendedora, la suerte que tengo de poder elegir, en cada momento, desde dónde trabajo. Me aporta mucha libertad y mucha tranquilidad. (Amaya de Soy Emoworker)

Realmente no, nunca lo he pensado. Me gusta demasiado trabajar en casa, para mí es una de las grandes ventajas de ser emprendedora. Es verdad que de vez en cuando me gusta cambiar de aires porque realmente funciona para sentirte algo más creativa e incluso productiva. En estos casos elijo una cafetería interesante, y ya de paso me “chuleo” un poquito con el portátil. (Sari de Estudio Avellana)

 

Alquilé un despacho en un centro de negocios al establecerme, pero lo dejé porque incluso mis clientes de Zaragoza prefieren las sesiones por Skype. A veces pienso en ir a la biblioteca para salir de casa, pero la que me gusta está muy lejos. No me compensa. (Yolanda Cambra)

En el coworking ya lo he intentado y a los tres días volví a casa, ¡jajaja! Eso no quita que la experiencia me gustara y que no vaya de vez en cuando por allí. Es verdad que trabajar fuera de casa me ayuda a distinguir mejor entre el tiempo de trabajo y el tiempo de ocio personal. En el coworking cerraba el ordenador, lo recogía todo para irme a casa y pensaba: “hale, pues por hoy ya está bien”. Eso, en casa, no me sucede. Lo tengo todo más mezclado. Pero lo cierto es que me gusta más trabajar en mi casa, tal vez porque ya me he acostumbrado. A veces voy a cafeterías, pero sólo si tengo que hacer tareas que implican mucho pensamiento creativo, como por ejemplo idear un nuevo proyecto o hacer una revisión de objetivos. Las tareas más técnicas sólo me salen bien en casa. (Irene de Te Comunicas)

 

 

Durante unos pocos meses estuve trabajando desde un espacio de coworking. No me funcionó, tenía la sensación de perder las ventajas de trabajar por cuenta propia. Tenía que coger el transporte público, llevarme tupper para la comida, estar interrumpida en mi trabajo por las personas que trabajaban en el espacio… además, en mi proceso creativo, me gusta consultar mis libros, estar pintando o probando alguna técnica manual. Me frustraba mucho no poder hacerlo al momento por no tenerlo todo a mano. Aparte, necesito mucha tranquilidad para concentrarme, así que estoy mucho mejor en casa con mi gatito en las piernas. (Noémie de Lunes Design)

Sí, durante mucho tiempo (especialmente cuando no tenía un despacho propio en casa) pensé en trabajar en un coworking, precisamente, porque necesitaba ese trato y cercanía con otra gente. Ahora ya no lo echo tanto en falta, pero no es una idea que me desagrade. También he probado a trabajar alguna vez desde una cafetería o, por ejemplo, durante un viaje de tren. Y la verdad es que a veces he sido muy productiva en ese ratito. Sobre todo, cuando estás bloqueada con algo en concreto. Parece que simplemente el cambiar tu lugar de trabajo le dé oxígeno al cerebro y en tan solo unos minutos se te desbloquee esa situación que te tenía atrapada durante días. (Carmen M. Rodrigo)

¿Qué herramientas y aplicaciones recomiendas a aquellas personas que han comenzado a trabajar por su cuenta y no saben todavía de qué forma gestionar el tiempo?

Las herramientas básicas son un cuaderno y un boli donde tengas todas las ideas claras. Además, a mí me va bien apuntarme los recordatorios en el calendario y utilizo Evernote multidispositivo, sobre todo para organizar documentos, notas de reuniones o lo que sea. Creo que no hace falta volverse loco con mil herramientas. A veces, lo sencillo es lo más efectivo. Ahora utilizo un Bullet Journal para organizarme y me encanta también. (Lara de Laumedia)

 

Creo que lo más importante para gestionar bien el tiempo es conocer sus propios procesos de trabajo y el tiempo que se tarda en hacer las cosas. Por lo que, la primera etapa es apuntar todo lo que hacemos (sea el “trabajo” en sí, o las tareas de mantenimiento, gestión, contestar los emails y comentarios…etc) y contabilizar el tiempo de cada cosa. Uso Toggl para ello, además de las hojas Excel de toda la vida (¡pero con colores e imágenes bonitas!) Esto nos permite luego planificar el trabajo de forma realista, que es la clave de la gestión del tiempo, en mi opinión. (Noémie de Lunes Design)

Yo todas las aplicaciones que me he bajado para la gestión del tiempo la verdad es que no me han servido. Cuando tienes hijos pequeños, toda la teoría creo que se va al traste y tienes que hacer lo que buenamente puedes con el tiempo (poco) que tienes. Algunos días suena la flauta y hace una siesta larga y trabajarás más por la tarde, pero otro no dormirá y tendrás que esperar a la noche… En realidad, ¡Cada día es una sorpresa! (Miriam Tirado)

Al final del mes planificamos TODO incluyendo gráficos, contenido, promociones y artículos. Definimos fechas y acciones en el calendario que os comentábamos por lo que tenemos el mes medianamente organizado. La programación y automatización lo cambia todo. Programamos todo en Facebook, normalmente dos semanas de contenido. Usamos HootSuite para compartir los post del blog en Twitter. Usamos Tailwind  para publicar al menos 50 pines en Pinterest diariamente. Reciclando también el contenido para que los pins antiguos se repineen. Metricool para programas nuestras publicaciones en las demás redes, aunque también recomendamos blogsterapp y postcron. (Nore & Mario de Team Wayka)

 

Confieso que soy un poco friki de las aplicaciones y hay algunas que me parecen realmente útiles y sin las que ya no concibo mi día a día. Como gestor de proyectos utilizo Asana. Me parece una herramienta grandiosa que te permite crear tableros de proyectos, añadir miembros a cada uno de ellos, crear y asignar tareas o mantener conversaciones con el equipo. Uso también Harvest para trackear el tiempo que me lleva realizar X tarea. Recomiendo integrar Harvest con Asana para llevar un control de horas de los proyectos que previamente hemos creado en Asana. Este time tracking ofrece también analíticas muy útiles. Por último, no podría vivir sin Evernote. (Pilar Santiesteban)

Una de las herramientas que descubrí no hace mucho y que puede ayudar, desde el principio, a quiénes comienzan es Toggl. Es una herramienta que te permite controlar tus tiempos y calcular cuánto tardas en acabar tus tareas. Después, utilizo Google Calendar para mis citas, porque es fácil consultarlo desde cualquier dispositivo y, también, sencillo de compartir con otros para coordinarse; y un buen bullet journal para gestionar mi día a día.  Lo sé, aún soy bastante analógica para ciertas cosas, pero es lo que a mí me funciona y creo que esa es una de las claves para aprender a gestionarse bien: encontrar tu fórmula exacta. Esa que se adapte a ti, con la que te sientas a gusto y trabajes de forma eficiente. (Conchi de Tu Ruta Emprendedora)

Mis tres herramientas de cabecera son:

1) Asana para gestionar tus proyectos ( las ideas que tengas en la cabeza, y a tu equipo si tienes)

2) Toggl para medir en qué tareas inviertes tu tiempo. Esta aplicación me sirve para analizar lo que me aportan las tareas en las que más tiempo invierto, si veo que apenas me dan resultado, cambio de estrategia. A veces, uno está tan metido en el día a día que acabas funcionando por inercia en lugar de por lo que aporta resultados.

3) Agenda de papel de toda la vida para visualizar todo lo que hay que hacer en cada semana (por mucha tecnología y apps molonas, no hay nada como el papel y el boli) (Laura de Healthy Freedom)

 

Soy muy offline para la gestión del tiempo: agenda, estatus de trabajo, plan de acción y bolígrafos de colores. Además, en mi trabajo con mis clientes, confirmo que no hay formulas únicas, que lo mejor es coger ideas e ir probando cuáles se adaptan mejor a la realidad de cada uno. Lo contrario me parece, a veces, algo desmotivador. Lo que sí recomiendo es el uso de herramientas como Toggl para mejorar la productividad. En mi caso, lo utilizo para medir el tiempo que dedico a determinadas tareas, y más importante aún, como dato de referencia para la toma de decisiones estratégicas relacionadas con gestión de clientes. (Amaya de Soy Emoworker)

No soy muy de aplicaciones, pero si hay alguna que utilizo es Trello para gestionar los proyectos de mis clientes y Hootsuite para programar redes sociales. Pero lo mejor para mi es un calendario creado en excel, con colores, y un reloj. A partir de ahí, yo ya voy como un rayo. (Alina Nita)

Ahora ya conoces los secretos de gestión del tiempo de una emprendedora online.
Sin lugar a dudas es vital que seas flexible e intentes fluir con tu estado de ánimo.
Además personalmente te recomiendo que compruebes a qué horas del día eres más productiva y dediques tu principal foco en ellas.
Mis respuestas las puedes ver en el video que te he dejado arriba del post.
Ojalá que hayas descubierto muchos detalles que desconocías de la mano de todas estas mujeres impresionantes.
¡Gracias a todas por participar!

elenasacoe@gmail.com

Apasionada de la comunicación audiovisual, los emprendedores que desarrollan su marca personal, descubridora de redes sociales y amante secreta de Youtube. Periodista, Copywriter, Social Media Planner, Presentadora del Podcast "La Pausita del Té" y Youtuber en FlashBack.

2 Comentarios
  • Conchi S.
    4 mayo, 2017 at 11:41 am

    Hola Elena,

    Ha sido un gustazo formar parte de este artículo. Creo que este es un tema muy desconocido, del que casi nadie habla cuando emprende. Pero, en realidad, el cambio es enorme respecto de trabajar por cuenta ajena, ya que tú controlas todo: horarios, tareas, citas… Si no te lo tomas en serio, puede que todo se vuelva un desmadre y no avances como te gustaría. Con todos estos consejos, seguro que quienes inicien tienen una buena guía por donde empezar a reflexionar y a probar.

    Un abrazo,

  • Amaya
    4 mayo, 2017 at 5:29 pm

    ¡Qué maravilla compartir este post con tantas compañeras a las que admiro! Elena, un millón de gracias por invitarme.

    He sacado muchas ideas útiles y que me animan a salir del mundo analógico, en el que tanto me gusta quedarme.

    Un abrazo

¡Comenta sin miedo!